octubre 11

Mukti Bhawan : El Hotel de la Muerte.

Posteo Por Matias . Categoria Cementerios, Leyendas Urbanas, Misterios del Mundo | No Hay Comentarios

El Hotel Mukti Bhawan , también conocido como el hotel de la liberación o de la muerte, en la ciudad sagrada de Banarés , en la India , tiene una estricta política de admisión:Sólo los huéspedes que van a morir en menos de dos semanas . Es uno de los lugares de paraje, de los  tantos que hay en capital espiritual del país ,para dar cabida durante sus últimos días a  los miles de devotos que deseen exhalar su último aliento , algo que, según la tradición hindú , los  liberara del ciclo de la vida y la muerte.

La creencia popular en la India dice que un baño en el río Ganges lava los pecados y al ser incinerado en sus orillas libera las almas de la reencarnación, buscan las localidades que son bañadas por las costas del Ganges ,lo que es un pasaporte directo a la salvación , algo reservado sólo para los más privilegiados .

En un callejón a poca distancia del río , un pequeño jardín da paso a un edificio pintado su fachada de color  cereza  , cornisas amarillas y persianas verdes . Poco después de cruzar la puerta de la Casa de la Liberación , el tipo de estética exterior muere a manos de un gris que inunda todo. Doce habitaciones austeras con las paredes descascaradas se distribuyen en dos plantas alrededor de un patio central , en el que se encuentra , solitaria , una vieja silla de ruedas. Once puertas abiertas reflejan la capacidad casi completa. La temporada mas activa llega con el calor sofocante en mayo y junio lo que hace que muchas personas mayores den su último esfuerzo  hacia otro mundo , pero la verdad es que el hotel ” está lleno la mayor parte del tiempo”, dijo el Gerente del hotel , Jyotsna Shukla .

Los huéspedes provectos se benefician de este hotel, que cobra sólo los costos de electricidad  que provienen principalmente de propio estado de Uttar Pradesh o Bihar . ” A menudo las personas que vienen  son muy saludables , así que tenemos que pedir que se vayan “, dijo la mujer de mediana edad , que administra la propiedad con el resto de su familia . Shukla reconoció que trabajar en un lugar como este generalmente es algo “Atroz” , sobre todo cuando se escucha a los familiares lorrar o el grito de muerte, aunque a estas alturas ya esta acostumbrado.

Riendo recordó el caso de un hombre que, después de estar  dos semanas, volvió por segunda vez dispuesto a lograr la liberación de una vez por todas. Cuando se le preguntó si él había conseguido finalmente, Shukla estalló en una gran carcajada y sacudiendo su cabeza dijo : “tuvimos que pedirle que volviera por tercera vez.”

Generalmente van acompañado de familiares, como el caso de Radhika Devi, que espera  inclinado sobre una cama de madera sin colchón, a Su marido de 65 años que tiene una enfermedad terminal.

“Fuimos juntos al hospital, pero los médicos nos dijeron que no había esperanza, así que vino aquí. Él sabía la importancia de este lugar “, dijo la mujer, envuelta en un colorido sari de flores en el suelo de la habitación que comparte con su marido.

Todos los huéspedes deben ir acompañados por al menos de dos familiares al hotel , aunque en algunos casos, como Devi, sólo uno de ellos han estado alojados en el hotel y el otro había llegado sólo para el día de la liberación, explica el joven Gopal Chaubey, de 17 años. Gopal conoce todos los secretos del hotel  Mukti Bhawan, ya que su abuelo es el encargado de cuidar el “templo” del lugar, un pequeño altar infestada de brillantes figuras de dioses y pantallas a color, que se encuentra en una esquina de azulejos blancos junto a la recepción .

“Hay una oración y tres ofrendas al día”, informó Gopal, para asegurar que el edificio esté purificado, el edificio fue fundado en 1958 por el empresario Vishnu Hari Dalmia en memoria de su abuela.

Arriba, Nutan Chaudhary , de 52 años , era plenamente consciente de que su padre estaba en ” sus  últimos días ” . El anciano , estaba enfermo de cáncer y yacía en su lecho de muerte con una túnica blanca como única prenda . Aunque no todos fueron alojados en la Casa de la Liberación , una docena de familiares y dos funcionarios viajaron de Bihar para acompañarle en su salida. “Vamos a ir al Ganges y quemar su cuerpo “, dijo Chaudhary . En las escaleras de acceso fluvial al Ganges, las piras funerarias pasan ardiendo las 24 horas y  los 365 días del año para cubrir la alta demanda , con lo que hay una hilera de humo hacia el cielo para cada alma liberada .

Estra entrada Fue Posteada el domingo, octubre 11th, 2015 at 20:16 Categoria Cementerios, Leyendas Urbanas, Misterios del Mundo. Puedes seguirnos al Feed RSS 2.0 feed. Tu puedes Dejar una Respuesta, o trackback Desde tu sitio.

Deja Tu Comentario