diciembre 1

Los estigmas de Therese Neumann

Posteo Por Matias . Categoria Exorcismo, Mitos y Leyendas | No Hay Comentarios

Estigma es un término utilizado por miembros de la fe cristiana, sobre todo católicos romanos, para describir marcas en el cuerpo, úlceras o sensaciones de dolor en los lugares donde hirieron a Jesús durante la crucifixión. Pueden ubicarse en las manos, muñecas y pies. A veces, en los ojos.
Algunas personas con estigmas, argumentan que sienten el mismo dolor que sintió Jesús, en sus propios cuerpos, a lo largo de su agonía.
Therese Neumann se convirtió en un fenómeno mundial entre los católicos romanos.

En 1918, la alemana Therese Neumann, de fe católica romana, quedó parcialmente paralizada luego de caer de una banqueta mientras apagaba un incendio en el granero de su tío. Perdió gran parte de su vista, aunque ella afirmaba que recobró por completo su visión el 29 de abril de 1923, el día en el que Therese de Lisieux fue beatificada.

Therese de Lisieux

El 5 de marzo de 1926, el primer día de la cuaresma, le apareció una herida ligeramente arriba del corazón, pero Therese la mantuvo en secreto. Ella reportó una visión de Jesús en el monte Olivet junto a tres apóstoles.
El domingo de pascua, ella afirmó tener una visión de la resurrección de Cristo. Durante varios viernes consecutivos a ese día, comenzó a experimentar la pasión de Cristo.
El 5 de noviembre de 1926, Therese presentaba nueve heridas en su cabeza, en su espalda y hombros, fue cuando la famosa foto fue tomada.
De acuerdo a sus allegados, las heridas nunca sanaron ni se infectaron, y continuaron en su cuerpo incluso cuando falleció. Desde el año 1922 hasta su muerte, en 1962, Therese Neumann decía que no comía otra cosa que la sagrada Eucaristía, y que no bebió agua desde 1926 hasta el día de su muerte.
Sólo los Ortodoxos presentan estigmas. ¿Por qué estas marcas corporales y sufrimientos sólo aparecen en esa fracción del Cristianismo?
El padre Pío y el encubrimiento del Vaticano
Antes de Therese, el Padre Pío se hizo famoso por tener estigmas en manos y pies
De acuerdo el historiador italiano Sergio Luzzatto, El padre Pío, el santo más amado de Italia, falsó sus estigmas aplicándose ácido carbólico en las manos. Sergio afirma haber encontrado pruebas de ello en los archivos secretos del Vaticano.
Escepticismo
Muchas de las marcas de los estigmas se encuentran en la palma de las manos. Jesús en cambio, presentaba heridas en sus muñecas. Si se colocan clavos a través de la palma de las manos, es imposible soportar el peso del cuerpo de un adulto en ellas durante mucho tiempo. Las manos se desgarrarían.
Algunos científicos sugieren que los estigmas son el resultado de síntomas de estrés post-traumático expresado en una auto-mutilación inconsciente, mediante una sugestión anormal.
Algunos pragmáticos creen que los estigmas son usualmente auto-inflingidos en vez de psicosomáticas o milagrosas. No se conocen casos en donde los estigmas se produjeran de principio a fin en presencia de otras personas. Sólo comienzan a sangrar cuando nadie está mirando.
Falsas o no, los estigmas son un fenómeno interesante.

Estra entrada Fue Posteada el martes, diciembre 1st, 2015 at 12:34 Categoria Exorcismo, Mitos y Leyendas. Puedes seguirnos al Feed RSS 2.0 feed. Tu puedes Dejar una Respuesta, o trackback Desde tu sitio.

Deja Tu Comentario